EnglishSpanish

Lo que debes saber para contratar un seguro de hogar

Cuando pensamos en aquellas cosas que nos pueden brindar tranquilidad y seguridad en nuestra propiedad, probablemente lo primero que pensamos es tener un seguro de hogar, una póliza que nos respalde ante cualquier eventualidad.

En Habitat Get queremos darte los principales tips para contratar el seguro de hogar que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. Toma nota.

Para empezar, veamos los diferentes tipos de seguros:

  • Seguro hogar básico: su nombre lo dice, su cobertura es básica. En casos de incendio, robo, explosion, y algunos daños menores lo puedes usar. La asistencia es limitada, al igual que la defensa jurídica. Sus precios son los más económicos del mercado.
  • Seguro Hogar de nivel intermedio: a los servicios y coberturas prestados en el seguro básico se añade la Responsabilidad Civil, mejor asistencia en hogar y defensa jurídica y ciertos daños estéticos. Sus valores son un poco más altos comparados con el rango inferior.
  • Seguro Hogar cobertura total y multirriesgo: todo lo que puedas necesitar para tu hogar y cualquier situación que se presente, este tipo de seguro lo cubre. Algunos pueden incluir reparación de electrodomésticos, revisión y mantenimiento de equipos y otros servicios complementarios.
  • Seguro de vida para amortizar la hipoteca: un complemento excelente para cubrir el pago de la deuda hipotecaria en caso de fallecimiento o invalidez por parte del tomador del seguro.

De los consejos que podemos darte es que debes analizar el tipo de vivienda que tienes y las necesidades, ya que según eso podrás contratar las coberturas. Por otro lado, debes hacer una valoración honesta de todo lo que incluyes dentro de la vivienda, ya que muchas veces, por querer ahorrar y pagar una póliza más barata, puede ser contraproducente en el caso de un accidente, daño o siniestro, el valor total de los daños a cubrir sobrepase la cobertura del seguro.

No olvides revisar los límites de la responsabilidad civil, el periodo de carencia del seguro, los riesgos excluidos dentro del contrato y cualquier otro detalle que consideres. Toma tu tiempo para analizar el documento antes de firmar.