Todo lo que no te puedes perder de Arenys de Mar

Arenys de Mar es una de esas localidades donde puedes escapar del estrés diario y sumergirte en sus callejuelas y en su ambiente tradicionalmente marinero, un lugar donde poder disfrutar del encanto de sus tradiciones y que invita al visitante, no solo a disfrutar de sus magníficas playas sino a descubrir sus joyas arquitectónicas.

En HabitatGet te contamos todo lo que no te puedes perder en Arenys de Mar.

Situado en la comarca del Maresme, en la zona costera del noreste de Barcelona, cuenta con un clima mediterráneo que atrae a numerosos turistas, sobre todo en la época de verano.

Es esta vinculación con el mar, es lo que hace que Arenys de Mar, ya contara en el siglo XVI con cuatro astilleros e industrias auxiliares de construcción naval, y donde aún se conservan dos de las trece torres de defensa que había repartidas por la zona.

Su Escuela de Náutica se creó en el siglo XVIII, a raíz de la apertura con los puertos de América, aunque esta actividad se perdió con el crecimiento del puerto de Barcelona.

Sin embargo, durante los años 80 y con el aumento en el sector turístico, se produjo la ampliación del puerto, que además de ser puerto pesquero, es donde se aloja la dársena deportiva, una de las cosas que no puedes perderte de la ciudad.

Arenys de mar está lleno de edificios antiguos y modernos, como la Casa de La Vila, el Hospital Xifré, de estilo neoclásico, y el Mercado Público, de estilo modernista.

Una de las joyas de esta ciudad es la Iglesia Parroquial de Santa María de Arenys, que cuenta en su interior, con una de los retablos barrocos mejor conservados de Cataluña, realizado por el escultor Pau Costa.

Hay dos museos que merece la pena una visita, el Museo Marés de la Punta, como construcción popular en marinera más representativa de la población y el Museo Mollfulleda de Mineralogía.

En el cementerio, además de admirar las esculturas modernistas, podrás disfrutar de unas magníficas vistas del mar.